Fertilización in vitro (FIV) en Reynosa

La fertilización in vitro (FIV) es uno de los procedimiento más conocidos para tratar cualquier caso de infertilidad, sin embargo; es necesario primeramente conocer a fondo tu caso y valorar si esta técnica de reproducción asistida es para ti.

Descubre más sobre esta técnica y toma la decisión correcta.

Los 6 pasos de la fertilización in vitro (FIV)

La fertilización in vitro es un procedimiento en el cual el óvulo se une con el espermatozoide en el laboratorio de reproducción asistida; después de la fecundación el embrión será transferido al útero en donde se esperará su implantación y el desarrollo de un embarazo.

Los 6 pasos de la fertilización in vitro (FIV)

Comienza al iniciar la menstruación con la aplicación de 3 a 4 medicamentos que facilitan el crecimiento de múltiples folículos en el ovario. Los medicamentos y dosis empleadas dependerán del caso de cada paciente.

El monitoreo se realiza por ultrasonido y, dependiendo de los resultados observados, se tomarán decisiones acerca del ajuste de las dosis de los medicamentos utilizados. Posteriormente se determinará el momento indicado para proceder a la aspiración folicular.

Consiste en recuperar los óvulos que respondieron al medicamento. Este procedimiento tendrá lugar realizará en el quirófano por vía vaginal y es guiado por ultrasonido. Antes de iniciar, la paciente recibirá anestesia para no sentir molestias.

Posterior a la aspiración de los óvulos, estos se clasificarán en el laboratorio para posteriormente ser inseminados con espermatozoides de la pareja, tratando de conseguir la unión de ambos. Por lo general, la fertilización ocurrirá 18 horas después de la inseminación.

Al completarse el proceso de fertilización, los embriones resultantes iniciarán un proceso de división celular y serán cultivarán hasta encontrarse listos para ser transferidos a la paciente.

Este paso es crucial en la culminación del proceso, debiendo ser ejecutado con mucha precaución. Después de ser seleccionados los embriones óptimos para ser transferidos, se utilizará una cánula especial y con el apoyo de ultrasonido se verificará que se proceda de forma adecuada. Después de la transferencia, se recomienda continuar con medicamentos que apoyarán el embarazo. La prueba de embarazo se hará 14 días después de la transferencia.

Descubre si la fertilización in vitro (FIV) es para ti

La fertilización in vitro puede ser una posibilidad para tener la familia que siempre has querido. Visítame en el consultorio y exploremos las diferentes formas de volver tu sueño realidad.