Preservación de la fertilidad

Ya sea por razones sociales o médicas, la preservación de la fertilidad es una excelente alternativa para aquellas mujeres cuyo deseo es postergar la maternidad. 

Asimismo, después de una fecundación in vitro existe la posibilidad de conservar embriones para futuros intentos.
 
Conoce más sobre ambas técnicas.

Congelación de óvulos

La congelación de óvulos se lleva a cabo mediante un proceso especial llamado vitrificación, gracias a esta técnica los óvulos logran conservarse bien por largos periodos de tiempo.

Esta técnica de vitrificación tiene su máxima aplicación en mujeres que serán sometidas a tratamientos de radioterapia, quimioterapia, además también será útil en casos de con riesgo de falla ovárica prematura, o mujeres que quieren postergar su maternidad sin disminuir su fertilidad.

Es importante recordar que este tratamiento preserva únicamente la fertilidad, sin proteger la función ovárica y cada caso debe ser valorado de forma individual.

Congelación de embriones

El tiempo promedio para completar esta técnica es de alrededor de 15 días ya que se precisa una estimulación ovárica con gonadotropinas, pasado este tiempo se puede iniciar el tratamiento contra el cancer (Radioterapia y quimioterapia).

Las probabilidades de que un embrión sobreviva a los procesos de congelación y descongelación, y por lo tanto, de lograr el embarazo, son mayores que las que se tienen con la vitrificación de óvulos o de tejido ovárico.

Por lo tanto, este tratamiento representa la mejor opción para la preservación de la fertilidad, sin embargo no conlleva la protección de la función ovárica.

¿Te interesa saber más? contáctame

Ponerte en contacto conmigo es muy simple. Escoge una de las siguientes 4 opciones y agenda tu cita hoy mismo: